instagramFacebookTwitter
   

Las elecciones forales son una inmejorable ocasión para reflexionar sobre la acción política desempeñada desde esta histórica institución que, en virtud del reparto competencial entre las diferentes instituciones vascas, resulta de gran importancia para el sector productor porque, puestos a resumir, podemos concluir que todo lo relativo al fomento del sector productivo es competencia suya.

Con el objetivo de situar la política agraria dentro del debate político desde la organización agraria que presido, ENBA, celebramos recientemente un Encuentro de candidatos a Diputado General de Gipuzkoa con baserritarras y representantes de asociaciones y entidades sectoriales que deseaban conocer, de primera mano, las opiniones y propuestas de los candidatos allá presentes, M. Olano del PNV, J.K. Izagirre de EHBILDU y D. Itxaso del PSE.

El Encuentro abordó los temas más importantes y candentes para el sector primario y por ello, cuestiones como las políticas de apoyo al sector productivo, las políticas de relevo generacional, la ganadería de montaña y muy especialmente la cuestión de la Sierra de Aralar, la gestión de la fauna salvaje (jabalís) y la caza, la política forestal y particularmente, la actual situación de nuestros pinares fueron los temas que centraron el evento.

Y es que más allá del reciente Encuentro, el sector primario guipuzcoano quiere que los partidos políticos sean conscientes, más allá de las soflamas huecas propias del periodo electoral, del carácter estratégico de la agricultura, en su sentido más amplio e integrando en su seno al sector agrario, ganadero, forestal y junto a ellos, el mundo rural en su conjunto.

Para Gipuzkoa es estratégico, desde el punto de vista de la ordenación territorial y de la armonía social, que los pueblos pequeños, principalmente los menores de 2.000 habitantes, sigan vivos y con proyección de futuro pero para ello es imprescindible que la sociedad guipuzcoana asuma la necesidad de una política de discriminación positiva que aborde aspectos como los servicios educativos, socio-sanitarios, culturales, oportunidades de empleo, etc. y que se contemple toda una batería de medidas que vayan desde diferentes ratios mínimos para la fijación de los servicios, política fiscal, transporte,…

Para Gipuzkoa es estratégico que el sector productor sea impulsado, revitalizado y renovado porque el reforzamiento del sector agrícola, ganadero y forestal será la mejor de las garantías de que los guipuzcoanos podamos seguir contando con una mínima autonomía alimentaria y con los productos inherentes a nuestra potente gastronomía que es un pilar básico de todo el sector turístico que tanta riqueza genera para nuestra tierra. Por ello, desde el sector, exigimos una política clara de impulso del producto local tanto en el sector público como en el privado a través de comedores colectivos en el sector industrial.

Para Gipuzkoa es estratégica la labor que desempeñan nuestros ganaderos que de forma consustancial a su actividad gestionan una gran parte del territorio, lo mantienen en un buen estado y muy especialmente, los ganaderos de montaña para los que, una vez más, queremos reivindicar unas condiciones dignas de vida y trabajo en la montaña. Por todo ello, desde el sector, exigimos una acción política rápida y consensuada para, dejando interminables planes que no nos llevan más que a eternizar los problemas, llevar a cabo las infraestructuras que los ganaderos requieren para vivir y trabajar en la montaña.

Para Gipuzkoa es estratégica la labor que desempeñan los miles de baserritarras y propietarios forestales que además de gestionar una parte importante del territorio, generan una actividad que crea empleo y riqueza para muchísimas familias y además contribuye, a pesar de la incomprensión cuando no rechazo de determinada gente y colectivos, de forma vital en la lucha contra el cambio climático que tanto preocupa al conjunto de guipuzcoanos. Por todo ello, desde el sector, exigimos una política forestal clara, donde la competencia forestal resida en la propia Diputación y no en los 88 ayuntamientos, consensuada con diferentes colectivos pero prioritariamente con los baserritarras y reclamamos, finalmente, un decidido impulso del uso y consumo de la madera en el territorio bien para usos edificatorios, energéticos, …

La actividad agraria al estar vinculada a la tierra y altamente dependiente de factores climatológicos no está exenta de problemas pero aún así no quisiéramos ser pesimistas puestos que estamos plenamente convencidos de que el sector primario de Gipuzkoa tiene un futuro más que halagüeño. No obstante, creemos que para encontrar las vías y herramientas adecuadas debemos remar todos en la misma dirección: sector primario, mundo rural, clase política y sociedad en su conjunto.

Esperemos dar con la tecla correcta.

(Artículo de opinión publicado en EL DIARIO VASCO . 2019-04-11)

 

Iñaki Goenaga San Sebastian

Presidente de ENBA-Gipuzkoa

Euskalmetlogo Lactologicologo Nekagip Sistema de Identificación Geográfica de Parcelas Agrícolas, SIGPAClogo PagoUnicologo AsuntosEuropeos
Subir